Paquiro y las coplas populares

Hoy viajamos al mundo de las coplas populares. Y dentro de ellas hacemos mención especial a dos coplas decimonónicas referentes al torero romántico chiclanero, Francisco Montes “Paquiro”.  La primera recogida por Francisco Rodríguez Marín en 1882 en su extensa obra, Cantos populares españoles. En ella solo se hace mención al torero:

Para sabio, Salomón;
Paquiro para torero;
Para gobernar a España,
Don Baldomero Espartero.

Del mismo modo, también fue recopilada por el hispanista Gerald Brenan en su inacabado libro, La copla popular española imprimido y publicado el pasado año. Una larga espera, pero ya felizmente editado bajo la supervisión y estudio de Antonio José López López.

La segunda, fue recogida por Federico García Lorca en Canciones populares antiguas en la década de los treinta del siglo pasado. Es la popularísima El café de Chinitas. Copla que, curiosamente, como consecuencia de la confusa oralidad, García Lorca transcribió mal su primera estrofa al entender que decía hermano, cuando en realidad era “germano” y así, a partir de  Lorca ha pasado al cancionero.

En el café de Chinitas dijo Paquiro a su hermano.
En el café de Chinitas dijo Paquiro a su hermano:
“Soy más valiente que tú más torero y mas gitano.”
“Soy más valiente que tú más torero y mas gitano.”

En el café de Chinitas dijo Paquiro a Frascuelo.
En el café de Chinitas dijo Paquiro a Frascuelo:
“Soy más valiente que tú más gitano y más torero.”
“Soy más valiente que tú más gitano y más torero.” 

Sacó Paquiro el reló y dijo de esta manera.
Sacó Paquiro el reló y dijo de esta manera:
“Este toro ha de morir antes de las cuatro y media.”
“Este toro ha de morir antes de las cuatro y media.”

Al dar las cuatro en la calle se salieron del café
Al dar las cuatro en la calle se salieron del café
y era Paquiro en la calle un torero de cartel.
y era Paquiro en la calle un torero de cartel.

Son dos muestras de la popularidad del torero romántico.
Sin embargo, no todo queda ahí, pues la figura de Paquiro trascendió al mundo del pasodoble español del siglo XX. Ejemplo de ello es el famosísimo Paquiro, de Montoro y Solano, que tan magistralmente cantaba la desaperecida Gracia de Triana.
Chiclana, 19 de enero de 2012.