Dos sellos para el bicentenario de don Antonio García Gutiérrez

A punto de finalizar este año de 2012, el tan manido “año constitucional”, en Chiclana vamos a estrenar el nuevo año con un nuevo bicentenario, más propio, más nuestro si cabe. Si en el anterior año de 2011 tuvo lugar la conmemoración de la Batalla de Chiclana, este año que se nos a vecina, a grandes pasos, lo haremos conmemorando el del nacimiento de nuestro insigne y, olvidado poeta y dramaturgo, don Antonio García Gutiérrez.  Será, un viaje al Romanticismo.

Decimos olvidado, por muchos, y es cierto. Solo hace falta preguntar y hojear algunos libros de textos. También rezagado, injustamente, a un segundo orden por algunos estudiosos del romanticismo español. Sin embargo, varias de sus obras han sido capaces de influir en la cultura europea posromántica más que otros de primera línea. Su coetáneo en el tiempo, Verdi (también nació el piamontés en 1813) bien lo supo, pues elevó a la categoría de óperas los dramas del chiclanero, El trovador y Simón Bocanegra.

Sin embargo, hoy no vamos a desgranar aquí la biografía de don Antonio, pero si queremos contar el hecho formal de la presentación en su ciudad natal de dos sellos dedicados a su persona por la Asociación Filatélica Chiclanera “Oda”.

El acto tuvo lugar ayer sábado, día 24 de noviembre, como un anticipo a la celebración de su bicentenario.  Estos dos sellos personalizados de Correos, de uso legal en el Correo español para tarifa del tipo A, serán los embajadores que viajen o circulen matasellados en las cartas u otros envíos postales desde Chiclana a cualquier parte de España y, si se les añade la tarifa internacional, podrán hacerlo hasta el país más alejado del mundo.

El primero es una xilografía donde se representa la figura del poeta en su juventud, tal vez recién llegado a Madrid, entre los años 1833 y 1835. El segundo, un grabado realizado por el artista Pedro Hortigosa y contemporáneo del autor (1811-1870) es un retrato del poeta en los años de su madurez realizado para la edición de sus Obras escogidas editadas en Madrid en 1866. La Filatelia, rama auxiliar de la Historia, se suma así al bicentenario del vate chiclanero.