Paquiro y las coplas populares

Hoy viajamos al mundo de las coplas populares. Y dentro de ellas hacemos mención especial a dos coplas decimonónicas referentes al torero romántico chiclanero, Francisco Montes “Paquiro”.  La primera recogida por Francisco Rodríguez Marín en 1882 en su extensa obra, Cantos populares españoles. En ella solo se hace mención al torero:

Para sabio, Salomón;
Paquiro para torero;
Para gobernar a España,
Don Baldomero Espartero.

Del mismo modo, también fue recopilada por el hispanista Gerald Brenan en su inacabado libro, La copla popular española imprimido y publicado el pasado año. Una larga espera, pero ya felizmente editado bajo la supervisión y estudio de Antonio José López López.

La segunda, fue recogida por Federico García Lorca en Canciones populares antiguas en la década de los treinta del siglo pasado. Es la popularísima El café de Chinitas. Copla que, curiosamente, como consecuencia de la confusa oralidad, García Lorca transcribió mal su primera estrofa al entender que decía hermano, cuando en realidad era “germano” y así, a partir de  Lorca ha pasado al cancionero.

En el café de Chinitas dijo Paquiro a su hermano.
En el café de Chinitas dijo Paquiro a su hermano:
“Soy más valiente que tú más torero y mas gitano.”
“Soy más valiente que tú más torero y mas gitano.”

En el café de Chinitas dijo Paquiro a Frascuelo.
En el café de Chinitas dijo Paquiro a Frascuelo:
“Soy más valiente que tú más gitano y más torero.”
“Soy más valiente que tú más gitano y más torero.” 

Sacó Paquiro el reló y dijo de esta manera.
Sacó Paquiro el reló y dijo de esta manera:
“Este toro ha de morir antes de las cuatro y media.”
“Este toro ha de morir antes de las cuatro y media.”

Al dar las cuatro en la calle se salieron del café
Al dar las cuatro en la calle se salieron del café
y era Paquiro en la calle un torero de cartel.
y era Paquiro en la calle un torero de cartel.

Son dos muestras de la popularidad del torero romántico.
Sin embargo, no todo queda ahí, pues la figura de Paquiro trascendió al mundo del pasodoble español del siglo XX. Ejemplo de ello es el famosísimo Paquiro, de Montoro y Solano, que tan magistralmente cantaba la desaperecida Gracia de Triana.
Chiclana, 19 de enero de 2012.

Dos sellos para el bicentenario de don Antonio García Gutiérrez

A punto de finalizar este año de 2012, el tan manido “año constitucional”, en Chiclana vamos a estrenar el nuevo año con un nuevo bicentenario, más propio, más nuestro si cabe. Si en el anterior año de 2011 tuvo lugar la conmemoración de la Batalla de Chiclana, este año que se nos a vecina, a grandes pasos, lo haremos conmemorando el del nacimiento de nuestro insigne y, olvidado poeta y dramaturgo, don Antonio García Gutiérrez.  Será, un viaje al Romanticismo.

Decimos olvidado, por muchos, y es cierto. Solo hace falta preguntar y hojear algunos libros de textos. También rezagado, injustamente, a un segundo orden por algunos estudiosos del romanticismo español. Sin embargo, varias de sus obras han sido capaces de influir en la cultura europea posromántica más que otros de primera línea. Su coetáneo en el tiempo, Verdi (también nació el piamontés en 1813) bien lo supo, pues elevó a la categoría de óperas los dramas del chiclanero, El trovador y Simón Bocanegra.

Sin embargo, hoy no vamos a desgranar aquí la biografía de don Antonio, pero si queremos contar el hecho formal de la presentación en su ciudad natal de dos sellos dedicados a su persona por la Asociación Filatélica Chiclanera “Oda”.

El acto tuvo lugar ayer sábado, día 24 de noviembre, como un anticipo a la celebración de su bicentenario.  Estos dos sellos personalizados de Correos, de uso legal en el Correo español para tarifa del tipo A, serán los embajadores que viajen o circulen matasellados en las cartas u otros envíos postales desde Chiclana a cualquier parte de España y, si se les añade la tarifa internacional, podrán hacerlo hasta el país más alejado del mundo.

El primero es una xilografía donde se representa la figura del poeta en su juventud, tal vez recién llegado a Madrid, entre los años 1833 y 1835. El segundo, un grabado realizado por el artista Pedro Hortigosa y contemporáneo del autor (1811-1870) es un retrato del poeta en los años de su madurez realizado para la edición de sus Obras escogidas editadas en Madrid en 1866. La Filatelia, rama auxiliar de la Historia, se suma así al bicentenario del vate chiclanero.

Presentación del libro Fantasmas y monstruos de Chiclana

El pasado martes día 20 de noviembre se presentó en el Teatro Moderno un nuevo libro sobre Chiclana. En esta ocasión se trataba de un trabajo colectivo de quince autores chiclaneros, incluido el desaparecido y añorado Fernando Quiñones, que hemos querido escribir y narrar algunas de las leyendas de nuestra ciudad y que, gracias a la Editorial Navarro, ha visto la luz. El libro recoge dieciséis relatos sobre diversos personajes en varios períodos históricos de la ciudad. Aparecen cronológicamente en el tiempo o período en que se sitúa la narración, viajando desde la protohistoria, con Hércules como primer protagonista, hasta la actualidad.

Es, por tanto, un libro para todos aquellos lectores que deseen viajar y conocer esa parte de la cultura intangible, de ese patrimonio inmaterial de Chiclana, tan escasa en ediciones y recopilaciones de esta índole. Solo por ello podemos decir que es un hito para esta ciudad, pero es a su vez un doble hito. En primer lugar por lo que acabamos de decir: la importancia de estas leyendas de fantasmas, duendes, seres extraños y aparecidos ; y por otra, la unión o reunión de quince autores de diversas edades (la más joven con 14 años y el más veterano con 65) de múltiples procedencias académicas y profesionales (al margen de la literaria) que hemos sido capaces de unificar, bajo la batuta de Juan Carlos Rodríguez, estas leyendas y darle forma de libro. Ha costado, pero lo hemos hecho. ¡Los tiempos cambian y el sentir de sus conciudadanos progresa! ¡Enhorabuena a todos mis compañeros de viaje!
La idea partió hace unos meses en una de las reuniones habituales que, el grupo Círculos de Autores, tenemos en la imprenta y editorial Navarro; un grupo de chiclaneros (entiéndase naturales y adoptivos) y de amigos a los que nos une nuestra pasión por Chiclana, por la historia, la literatura y el arte. Surgió como sin querer, cuando este Viajero y Pedro Quiñones llevamos a una de las reuniones varias leyendas para leerlas a los demás y discutir sobre ellas. Aquello gustó así comenzó todo.

Dentro de este heterogéneo grupo hemos participado: Fernando Quiñones (su hijo Mauro nos dio permiso para disponer de cualquiera de sus relatos) Irene Gómez Villarreal, Jacqueline M. Q., José de Mier, Tomás Gautier, José Luis Ramos, José Antonio Ureba, José Verdugo, Julián Cano, Concha Herrera, Paco Montiel, Juan Carlos Rodríguez, Pedro A. Quiñones, Jesús Romero, y este Viajero que os escribe. También han participado: Curro Torres Castañeda escribiendo el Prólogo; Pedro Leal con la fotocomposición de la magnífica portada y, Eva Vicente y Jose Guillén de Vexel – Estudio Publicitario con la maquetación. Y todo el equipo al completo de Imprenta y Editorial Navarro capitaneado por Miguel García. Añadir finalmente que el libro aparecerá muy pronto en formato digital. En próximas entradas el Viajero expondrá parte de sus dos leyendas con las que ha participado en este ilusionante proyecto.